¿Se puede salir a correr con varices? ¿Afecta el running?

0

El running es una actividad deportiva que tiene cada vez más adeptos alrededor del mundo… debido a esto muchas personas que nunca han corrido antes comienzan a hacerlo lo cual está perfecto.

¿Pero qué pasa con aquellas personas que recién comienzan a correr y padecen de algunas arañitas o varices en sus piernas?

En primer lugar, hay un mito que hay que aclarar acerca de salir a correr y las varices.

Muchos están preocupados que piensan que correr hace que se formen las varices, por suerte esto no es más que un mito, definitivamente no es cierto.

De hecho, correr puede ayudar realmente a prevenir las venas varicosas mediante la mejora de la circulación sanguínea.

Sin embargo, si ya sufren de varices y están empezando a correr, estas pueden evitar que sigan avanzando en el mundo del running.

El golpeteo que se produce en el entrenamiento y la presión que aumenta en las piernas puede dañar las válvulas en el sistema safena que llevan la sangre y que pueden conducir a la aparición de venas varicosas y arañitas.

Síntomas de las varices y el Running

Algunos síntomas de las venas varicosas incluyen hinchazón, pesadez y fatiga lo que puede hacer que el hecho de correr sea menos agradable o incluso doloroso.

Varices en el pie

Varices en el pie

Si piensan que tienen cierta predisposición a generar varices y desean continuar entrenando, deben mantener estas cosas en mente:

Correr es una actividad de alto impacto haciendo que sea probable que se agrave la inflamación, por lo que reducir el impacto, evitando duro pavimento, es una estrategia más que necesaria. En su lugar elijan una superficie más suave y que absorba los golpes al correr como puede ser la hierba, o el caucho de una pista de atletismo.

El uso de medias de compresión mientras corren no va a ser la opción más cómoda, pero la presión aumentará el flujo sanguíneo ayuda a no sentirse tan fatigado.

Mantengan un ojo en la salud de sus venas, y dejen de correr si las venas abultadas se agudizan. Ahora si las varices ya son un problema, lo mejor es no correr.

Es posible que aún puedan hacer algún ejercicio más liviano como ser caminatas, nadar o participar en cualquier otra actividad de bajo impacto físico.

¿Qué ejercicio hacer si tengo varices?

El ejercicio, en general, es muy bueno para las venas de las piernas debido a que la contracción muscular de la pantorrilla aumenta el retorno venoso y reduce la presión venosa.

Pero el golpeteo que se produce en el entrenamiento y la presión que aumenta en las piernas, pueden dañar las válvulas en el sistema safena que llevan la sangre y que pueden conducir a la aparición de venas varicosas y arañitas.

Ejercicios como el ciclismo, spinning, o natación serían la mejor opción para llevar una vida saludable y mantenerse en línea, antes que salir a correr.

[Total:6    Promedio:2.8/5]

Deja tu Respuesta