Los Riesgos de Correr largas Distancias

0

Correr Proporciona un eficiente ejercicio de cuerpo completo, quema un montón de calorías, tonifica el cuerpo, proporciona un gran motivo para estimular la vida social, y mejora el bienestar emocional.

Muchos nuevos corredores han dejado de lado el Sofá para comenzar a correr, a menudo comienzan entrenamiento para carreras cortas y luego dan el salto a las carreras largas. Después de ejecutar algunas carreras de 10 km y alguna media maratón, algunos corredores comienzan a pensar en realizar un maratón completo.

¿Por qué tantas personas quieren correr una distancia que podría matar a algunos? La emoción del reto personal y el hecho de alcanzar la victoria de completar tan alta meta, inspira a los corredores de maratones.

Sin embargo la comunidad médica aún esta indecisa en cuanto a si los beneficios superan a los riesgos de correr tan largas distancias. Si bien se necesitan más estudios, los médicos suelen analizar las variables de edad, peso, y estado de salud de un corredor antes de aconsejarle el ir por carreras de larga distancia.

corriendo largas distancias

Ahora, en la práctica, casi cualquier persona que ha sido debidamente entrenada, está bien alimentada, entrena con el calzado adecuado y no presenta lesiones puede llegar a completar una maratón.

El cuerpo humano está diseñado para adaptarse maravillosamente a las tensiones físicas de carreras de larga distancia. Sin embargo, antes de entrenar para su primer maratón, los corredores deben entender los riesgos y luego determinar cuidadosamente por sí mismos si los beneficios superan a los riesgos.

Eventos cardíacos

Filípides el Griego que corrió desde Maraton hasta Atena para avisar el triunfo sobre los persas no fue el único en caer muerto después de correr una larga distancia. Muchos han fallecido por eventos cardiacos en la carrera, pero en general presentaban antecedentes familiares de problemas cardíacos, colesterol alto y “señales de advertencia” como angina de pecho, náuseas y malestar epigástrico. Por eso primero debes obtener la aprobación de un médico antes de encarar el entrenamiento para una maratón.

Osteoartritis

Mientras que las investigaciones aún son inconsistentes con respecto a la correlación entre el entrenamiento y la osteoartritis, el consenso general es que el correr no causa osteoartritis.

Sin embargo, la osteoartritis secundaria está directamente asociado con un historial de lesiones en las articulaciones. Y estas lesiones pueden variar de dolor agudo a crónico con síntomas leves o graves. Las lesiones por sobrecarga de articulaciones son muy común entre los corredores de distancia.

maraton

Otras lesiones

Los corredores de largas distancias también pueden desarrollar, ampollas, tensión muscular, calambres musculares, abrasiones de la piel, agotamiento, y aturdimiento. La mayoría de los corredores de maratón tienen experiencia en el dolor muscular, pero los corredores de maratón de élite llegan a experimentar malestar gastrointestinal y también dolor en la espalda y en las articulaciones.

Los cambios de peso

Muchos corredores se entrenan para una maratón para perder peso. Pero los corredores de largas distancias deben aumentar la ingesta de calorías para mantener el riguroso programa de entrenamiento. Durante el entrenamiento, un corredor acostumbrado a comer se vuelca significativamente a los hidratos de carbono.

Después de la carrera, se requiere un período de descanso para que el cuerpo se recupere. Y a menudo, la motivación para correr se termina drenando, ya que una maratón es demasiado exigente. El agotamiento por entrenar combinado con el hábito de comer un alto contenido calórico, provoca aumento de peso similar a la experimentada por los fisicoculturistas durante las primeras semanas después de una competición.

El sistema inmune

Correr un maratón pondrá temporalmente el sistema inmune a toda marcha. Pero a medida que el cortisol es liberado para reducir la hinchazón, el sistema inmunológico se ve comprometido. Por eso es importante reducir los factores de estrés externos y dormir lo suficiente para apoyar el sistema inmunológico.

Conclusión

Generalmente el correr trae profundos beneficios. Se ha demostrado que disminuye el riesgo de diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares, y la depresión; al tiempo que se mejora la densidad ósea y apoyar el control de peso.

Sin embargo, los riesgos de correr largas distancias deben ser considerados para, que en caso de que puedan ser solucionables, lo hagamos con un entrenamiento adecuado y supervisado, una nutrición acorde y el descanso necesario.

Las personas con enfermedades del corazón, problemas biomecánicos u otros factores de riesgo no deberían comenzar el entrenamiento para un maratón sin supervisión médica.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja tu Respuesta