¿Cuál es la técnica correcta para correr en cuestas o colinas?

0

¿Cómo correr en colinas? ¿Cuál es la técnica correcta para subir una cuesta? Preguntas imprescindibles que todo amante del running y principalmente del trail running debe conocer para aplicar en sus entrenamientos al subir montañas.

Quizás se pregunten también para que sirve saber cómo correr en una colina. Pero sepan que si se encuentran con colinas o cualquier tipo de cuestas en el entrenamiento o en alguna carrera, la lucha contra la gravedad puede convertirse rápidamente en una lucha épica, tanto mental como físicamente.

Pero subir una colina corriendo no tiene por qué arruinar su entrenamiento o carrera. Al mantener una técnica adecuada y una estrategia inteligente, en realidad se puede llegar a disfrutar el correr por una colina convirtiendo esto en una fortaleza a la que podrán sacarle mucho provecho.

Por eso intentaremos darle respuesta con este artículo en donde explicaremos algunos tips para correr en cuestas y que puedan así dominar la técnica adecuada, con el fin de no sufrir ningún tipo de percance en plena carrera.

La técnica adecuada para correr en colinas o cuestas

La forma de correr en las colinas ya sea en subidas o bajadas requiere de algunos ajustes leves a la forma de correr en llano. ¿Para qué? Para maximizar su potencia y eficiencia, como así también para proveer adecuadamente a los músculos del oxígeno que necesitan en la carrera.

Muchas revistas y compañeros de entrenamiento les darán indicaciones sobre la forma de correr en una subida, pero es importante que sean capaces de visualizar correctamente las pautas correctas, o podrían terminar haciéndose más daño que bien.

Aquí están nuestras sugerencias y una representación visual de cómo implementarlas.

subir-una-colina-corriendo

1. El elemento más crítico es que se mantenga el pecho erguido

El consejo más común que puede que ya hayan recibido es “apoyarse en la colina”. Desafortunadamente, esto provoca que muchos corredores encorven la cintura para inclinarse hacia adelante.

Esto comprime las vías respiratorias y hace que sea más difícil respirar profundamente. Puedes inclinarte hacia adelante, pero asegúrate de que te inclinas desde las caderas, no de la cintura.

2. Mantengan la cabeza y los ojos mirando a unos 30 metros delante

Dejar caer la cabeza restringe la cantidad de oxígeno que pueden tomar y esto hará que bajen el ritmo. Lo mismo aplica para la idea de impulsarse con los brazos hacia adelante y hacia atrás y utilizarlos como pistones.

Los brazos deben formar un ángulo de 90 grados con el codo, y extenderse hacia atrás y hacia adelante, no a través del cuerpo.

3. Enfóquense en cómo avanza la rodilla

Enfóquense en no impactar con el talón, para esto la rodilla debe avanzar y apoyar sobre la línea del cuerpo, a su vez, asi impedimos que la rodilla se sobre cargue.

4. Mantener la flexión dorsal del pie

Mantener una flexión dorsal significa apuntar los dedos de los pies hacia el suelo. Piensen en esto como que estuviesen impulsándose con el tobillo.

Centrándose en la dorsiflexión puede ahorrarles mucha energía y realmente les ayudará a atravesar la colina más rápido y gastando menos energía.

[Total:3    Promedio:4/5]

Deja tu Respuesta