Correr en Verano – ¿Como nos afecta en el entrenamiento y desempeño?

0

¿Es mayor desafío correr en invierno o verano? Si bien es cierto que correr en invierno presenta una seria de motivaciones extras y un ofrece un gran desafío de entrenamiento por presentar días cortos, clima frío y según la zona la posibilidad de encontrar nieve en las pistas; en realidad es la temporada de verano la que afecta negativamente el entrenamiento de la mayoría de los corredores.

Por supuesto, un sol brillante y un hermoso paisaje hace que sea mucho más fácil salir de casa, pero la verdad es que el calor, la humedad, las vacaciones, y la falta de sueño pueden causar estragos en cualquier plan de entrenamiento running, especialmente si eres es un “corredor golondrina”.

El verano es una de las temporadas de entrenamiento más populares e importantes, especialmente si planean correr una maratón en otoño o invierno, por ello es fundamental que disfruten el verano con expectativas realistas sobre su rendimiento y entender los peligros potenciales de los días de calor y como afectan a los corredores. En este artículo, vamos a ver los dos errores más comunes de entrenar en verano y cómo los pueden evitar.

No ajustar los tiempos de entrenamiento y las carreras segun la temperatura

Vamos por partes, ustedes entrenaran y correrán más lento con el tiempo caluroso. Este es un hecho fisiológico y es fundamental tenerlo en cuenta en la planificación de sus entrenamientos y evaluación de las actuaciones.

Su temperatura corporal normal es de 36.5 °C. El ejercicio, incluso en temperaturas frías, eleva naturalmente la temperatura corporal. Al principio, este aumento de temperatura se debe a que aumenta el flujo sanguíneo hacia los músculos que están siendo solicitados lo cual favorece el rendimiento, de ahí la importancia de realizar un buen precalentamiento antes de los entrenamientos y las carreras.

carreras bajo el calor del verano

Sin embargo, una vez que la temperatura interna del cuerpo se pone por encima de 38 °C, comienzan a experimentar una caída significativa en el rendimiento.

A esta temperatura, el cuerpo ya no puede enfriarse por sí mismo de manera efectiva comienza a desviar la sangre a la piel para ayudar a mantenernos frescos. Esto disminuye la cantidad de sangre disponible para transportar oxígeno a los músculos en trabajo. Como resultado nuestra capacidad de correr disminuye considerablemente.

Por lo tanto, tiene que ser realista acerca de sus actuaciones de carrera y la capacidad de entrenamiento cuando hay que correr con calor. Esto es algo imposible de evitar y no tiene nada que ver con una falta de aptitud. Es simplemente una realidad fisiológica.

Tiempo insuficiente de Recuperación

Tomarse el suficiente tiempo de recuperación durante los meses de verano también es un enorme desafío para muchos corredores y a menudo terminan en un cuadro de sobreentrenamiento y bajo rendimiento. Esta recuperación deficiente quizás sea consecuencia de la falta de sueño, más actividad fuera del entrenamiento, y de la fatiga que le causa al cuerpo redirigir los recursos de recuperación a mantener baja una temperatura corporal.

correr con mucho calor

La falta de sueño

Para combatir el calor, la mayoría de los corredores tienen que salir a la calle antes de que salga el sol. Por desgracia, en el verano esto a menudo puede significar comenzar los entrenamientos a las 5:30 am o incluso antes. Obviamente, poner más temprano el despertador no ayuda a compensar los tiempos de descanso. De hecho, la mayoría de los corredores, probablemente, van a la cama más tarde en el verano, ya que pueden disfrutar de la oportunidad de pasar un día agradable de sol.

¿Cómo afectan los Viajes y Paseos?

El verano es un tiempo para caminatas familiares, viajes a la playa y una serie de otras actividades que hacen de esta temporada algo tan agradable. Sin embargo, estar activo todo el día o tomando sol en la playa tendrá un determinado impacto en su carrera al día siguiente. Si bien no estamos sugiriendo el hecho de evitar divertirse durante el verano, tengan en cuenta estos factores relacionados con sus actividades y sus expectativas de entrenamiento.

correr y descansar con calor

¿Por qué la recuperación es más lenta en verano?

A menos que tengan la suerte de pasar el día entero en lugar con aire acondicionado (y por desgracia, muchos no pueden darse este gusto), su cuerpo va a utilizar los recursos que normalmente utilizaría para la recuperación en mantener una temperatura baja.

Como mencionamos previamente, el cuerpo va a desviar la sangre a la piel para facilitar el enfriamiento en lugar de bombearla a los músculos sedientos de oxígeno y sangre rica en nutrientes. Como resultado, la recuperación es más lenta.

correr en la playa

Piense en este proceso como un atasco de tráfico. Todo lo que necesita es un pequeño cuello de botella o un cierre de carril para formar una cola de kilómetros. Con la recuperación, todo lo que se necesita es un descanso consiente para respaldar el proceso de recuperación.

Por lo tanto, en el verano, correr el mismo número de kilómetros por semana les va a resultar más difícil que hacerlo durante la primavera y el otoño, cuando el clima es perfecto.

Cómo combatir el calor del verano mientras corremos

Nuestro consejo es programar el entrenamiento de la semana a la hora del atardecer y tomarse un día extra de recuperación durante ese entrenamiento semanal. Esto puede ayudarles a recuperar el sueño, permitirá disfrutar de una caminata al aire libre o un día en la playa, y puede ayudar a evitar el sobreentrenamiento y el hecho de frustrarse con lo que aparenta ser una falta de progreso.

Mientras se preparan para hacer frente a sus entrenamientos de verano de este año, recuerden estos factores y principios fisiológicos de correr con calor para evitar la frustración y un potencial de sobreentrenamiento.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja tu Respuesta