¿Te quedas sin aliento al correr? Te explico como evitar esta situación!

0

Recién estas empezando en el mundo del running, déjame decirte que muchos de los nuevos corredores se sienten frustrados cuando se encuentran cansados o se sienten sin aliento tan pronto como empiezan a correr.

La dificultad para respirar y la fatiga son signos de que está yendo más allá de tu actual nivel de condición física.

Si deseas aumentar tu resistencia y mejorar los tiempos de carrera, debes evitar quedarte en este nivel.

Por eso, es más importante que entrenes en forma adecuada (en cuanto a técnica y respiración se refiere) y obviamente a un ritmo que sea adecuado para tu nivel actual de condición física.

Esto te permitirá aumentar la distancia que sueles correr y te hará ganar mucha más confianza.

Pero espera! Ya me estoy yendo por las ramas… entraste para saber cómo correr sin cansarte! Para evitar el cansancio y llevar una respiración pesada durante las carreras, esto es lo que debes hacer…

Consejos para NO cansarse al correr

1. Comprueba tu postura. Mantén el torso recto y evita doblar la cintura durante el trote. Esto mejora la respiración. Doblar la espalda puede disminuir la capacidad pulmonar y limitar la respiración.

2. Enfócate en mantener una respiración profunda. Respira desde el abdomen y toma una inhalación profunda por la boca y la nariz.

La respiración de vientre da a los pulmones una mayor cantidad de espacio para expandirse y absorber el oxígeno.

Recuerda exhalar lentamente y de manera uniforme a través de la boca.

3. Usa tus brazos para impulsarte hacia adelante. Mantén los brazos en un ángulo de 90 grados mientras corres. A medida que llevas un brazo hacia atrás, el otro tira hacia adelante.

Este movimiento de brazo ayudará a impulsar tu cuerpo hacia adelante, evitando así que tus piernas trabajen más duro.

A modo de experimento, trata de correr con los brazos a los lados. Duro, ¿verdad? Como ven los brazos ayudan a alivianar la carga de trabajo a las piernas.

4. Inhala y exhala en función de su paso y ritmo de carrera. Al correr podemos ajustar nuestro ritmo de respiración a los pasos que realizamos, es decir exhalamos e inhalamos en función de cuantos pasos contamos de acuerdo a nuestro ritmo de carrera.

Esto lo explicamos muy bien en nuestro artículo sobre el ritmo de respiración al correr, visítalo para entender completamente este concepto, y ver cuál es tu mejor ritmo de respiración.

5. Mantén un “ritmo conversacional”, esto significa que debe ser capaz de emitir al menos dos oraciones completas mientras estas corriendo. Si te encuentras con que te quedas sin aire antes de terminar, debes reducir la velocidad o tomar un descanso a pie.

6. No aumentes el ritmo demasiado rápido. Debes desarrollar tu resistencia antes de centrarte en la velocidad. Una vez que estés respirando cómodamente durante el trote, se puede trabajar en correr cada vez más rápido.

Espero que con estos simples consejos puedas mantener un ritmo de carrera que no te deje sin aliento, veras como de este modo comenzaras a enamorarte cada vez más del running.

[Total:5    Promedio:2.8/5]

Deja tu Respuesta