4 Consejos para Perder Peso Saliendo a Correr

2

Correr es uno de los mejores ejercicios de entrenamiento que pueden realizar para perder esos kilos de más y dejarlos lejos para siempre.

Correr quema una gran cantidad de calorías sin tomar gran parte de nuestro valioso tiempo. Además, correr es muy conveniente. Todo lo que necesitan es un buen par de zapatillas y nada más.

Por eso hoy les traemos 4 consejos para ayudarles a perder peso corriendo, mientras se mantienen lejos de las lesiones y el desgaste.

Una alimentación saludable es el primer paso

Aunque correr puede ayudar a quemar una cantidad colosal de calorías, no será suficiente si no pueden atender adecuadamente sus hábitos alimenticios.

Recuerden que si quieren perder peso mediante la realización de cualquier tipo de ejercicio, necesita quemar más calorías que las que consumen. Esto es lo que se conoce como “lograr el déficit de calorías“.

Uno de los errores más comunes entre los corredores principiantes es que tratan de compensar el exceso de calorías quemadas en la pista y se recompensan a sí mismos con una alimentación poco saludable y una dosis de comida chatarra. No hay recompensas en comer en forma excesiva. Esto sólo les ayudará a ganar más peso.

perder peso corriendo

Asegúrense de cubrir sus necesidades nutricionales básicas sin tener que pasar hambre. Los principios de una alimentación sana son universales, no son ningún secreto.

Traten de comer pociones pequeñas de calorías de alta calidad y comer más verduras y granos. Limiten el consumo de frutas y manténganse alejados de los alimentos procesados y de la comida chatarra.

Manténgan un ritmo de carrera desafiante

Mantenerse con el mismo ritmo de carrera y distancia, semana tras semana, es una manera segura de entrar en una meseta, tanto en su desempeño como en los resultados de pérdida de peso.

Por lo tanto, asegúrense de incorporar un mayor esfuerzo de velocidad para que puedan acelerar sus resultados de pérdida de peso. El trabajo velocidad consume una gran cantidad de calorías en un corto espacio de tiempo.

correr-rapido

Si el entrenamiento de velocidad no es una opción, el objetivo es aumentar el kilometraje semanal.

Comiencen a aumentar la distancia corrida por no más del 10% cada semana. Si esta semana hacen 3 kilometros, la próxima deben correr 3 km y 300 metros. Esto evitará que se adapten y forzarán constantemente al cuerpo a bajar de peso.

Acompañen el running con un entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de fuerza les da más músculo y como los músculos queman grasa, incluso mientras están en reposo, mientras mas músculo más grasa se quemara en reposo.

Es mas, si comienzan con unos 20 minutos con ejercicios de musculación, van a utilizar las reservas de glucógeno lo que significa que cuando comiencen a correr comenzarán a quemar grasa.

Sentadillas en el running

He aquí un consejo: realicen ejercicios compuestos con pesas libres y hagan repeticiones super-lentas – los ejercicios compuestos solicitan más músculos que las máquinas y en cuanto a las repeticiones lentas se ha demostrado que pueden aumentar la fuerza en un 50 por ciento.

Mas allá de ayudar a perder peso con el running, esto les ayudara a mantener un cuerpo libre de lesiones.

Sean consistentes con el entrenamiento

Salir a correr alrededor de la manzana y esperar perder peso durante la noche es inútil y una pérdida de tiempo y energía.

En su lugar, deben ser coherentes, planeando un entrenamiento y dieta acorde, al menos si quieren perder el peso extra y mantenerlo fuera para siempre.

La mejor manera de ser coherentes es convertir su rutina de entrenamiento en un hábito diario. Sin embargo, no se sientan en la necesidad de hacer un cambio radical. No hay prisa aquí! Piensen en grande, pero actúen mediante pequeños pasos y verán como podrán adelgazar saliendo a correr en forma regular.

[Total:3    Promedio:4.3/5]

2 comentarios

Deja tu Respuesta