¿Cómo correr más relajados y mejorar la técnica de carrera?

0

Correr requiere una cantidad importante de dedicación. Si buscan correr lo mejor posible, realmente tienen que desearlo.

¿Quieren correr más rápido pero los tiempos consiguen son más altos de lo que esperaban? Esto sólo conduce a la frustración y a un círculo vicioso continúo.

Se obligan a correr más o más rápido, y la presión adicional que ponen sobre ustedes mismos no les está haciendo ningún favor. Relájense no sean tan duros. Aflojen la mandíbula, dejen caer los hombros, sacudan sus brazos.

Para correr más rápido, tienen que ser eficientes en cuanto sobre donde aplican su energía.

Para correr de manera eficiente, es necesario hacerlo de la forma apropiada con la técnica adecuada.

Pero también mantener y acompañar con una mentalidad positiva. Hay que evitar caer en ese dialogo interno negativo, hay que pasar a pensar en las cosas que puede controlar.

4 maneras de correr relajados

Conozcan sus puntos de tensión, y asegúrense de que no los están contrayendo cuando deberían estar relajados.

1. Los puntos de tensión comunes son los de la mandíbula, hombros y manos. Si aprietan los dientes o hacen un puño con sus manos, intenten abrir la boca, tomar una respiración profunda, y liberar la tensión de los hombros.

mujer-corriendo-relajada

2. Tómense un descanso de los pensamientos obsesivos sobre sus tiempos parciales, y empiecen a concentrarse en su técnica.

Verifiquen si sus brazos se balancean de adelante hacia atrás y no a través del pecho. Asegúrese de que la zancada es la correcta, y que no dan grandes pasos o arrastran los pies.

Esto hará distraer la mente, relajar el cuerpo, y le permitirán asegurarse de que están corriendo de manera eficiente.

3. Llevar el ritmo de zancada es otra forma de distracción mental que también mantiene la vigilancia sobre la eficiencia de la técnica de carrera.

Una zancada es una revolución completa que donde se tiene en cuenta una sola pierna un punto “ideal” seria realizar unas 90 zancadas por minutos.

Cuando se trata de la respiración, deben respirar profundamente desde el abdomen y no desde el pecho. Respirando a un ritmo constante en lugar de forma esporádica.

4. Piensen menos en el ritmo! Los entrenamientos no siempre mantienen un mismo ritmo. Así que dar vueltas sobre sus tiempos más lentos es una forma segura de hacer peor el entrenamiento o incluso la carrera. Si ese día no dan con sus tiempos no se preocupen, a veces lo mejor es dejar completamente de lado el reloj.

Tratar de forzar algo que no funciona. Irónicamente, sacará el menor esfuerzo de ustedes mismos.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja tu Respuesta