¿Cómo lograr un ritmo de carrera perfecto?

0

El nerviosismo que rodea a las carreras en la línea de salida afecta muchísimo nuestro ritmo de carrera. Piensen en cómo se sienten durante el momento en que comienza la cuenta atrás. Ahora, ¿esto los hace arrancar más rápido o demasiado lento?

La estrategia de cómo vamos a encarar ese exceso de estimulación es algo importante para día de la carrera, y puede significar el cruzar la meta con holgura o arrastrándose con el tanque vacío.

Veamos algunos consejos sobre cómo armar una buena estrategia de comienzo de carrera para no perder el ritmo durante el resto de la competición.

¿Qué hacer si comenzamos a correr con un ritmo demasiado rápido?

Las condiciones durante el día de la carrera les pueden hacer surgir de la línea de salida con demasiada velocidad. La multitud, el ruido, la adrenalina y la atmósfera harán que se sientan como que están corriendo a un ritmo normal.

Por ejemplo durante una media maratón, deberían tratar de correr en forma conservadora durante el primer cuarto de la carrera, alrededor de cinco a 10 segundos más lento que el ritmo con al que están acostumbrados.

ritmo de carrera

Incluso durante una maratón, deben tratar de correr un ritmo que sea aproximadamente 10 a 15 segundos más lento que su ritmo para los primeros kilómetros.

¿Cómo poder adecuar el ritmo? Hagan algunos ejercicios que simulen su ritmo objetivo. Las pasadas les ayudarán a entrenar su cuerpo a trabajar a ese ritmo. El día de la carrera, entren en calor dando alguna vuelta a su ritmo objetivo, para que sepa lo que se siente.

Ya en carrera, el objetivo es correr más lento que el ritmo habitual durante los primeros kilómetros y luego agarrar velocidad y llevar el ritmo habitual durante el resto de la carrera.

¿Qué hacer cuando empezamos muy lento?

Si se encuentran con que tiene demasiada energía en la línea de meta, un ritmo conservador probablemente hará inviable el mejorar nuestra marca personal. En muchas carreras, es una estrategia inteligente el iniciar más lento los primeros kilómetros, pero si buscan más desafío y desean superar alguna tiempo anterior, ya sea en una carrera larga, como una carrera de 5 km, deben tratar de iniciar el primer cuarto de carrera en un porcentaje más rápido que el ritmo habitual, pero no más de un 6 por ciento más rápido.

mejorar el ritmo de carrera

Las carreras más cortas son una oportunidad para salir de la línea de partida a una interesante velocidad. La estrategia podría significar ganar varios segundos de su tiempo de llegada.

¿Cómo lograrlo? trabajen el ritmo con su rutina de ejercicios para simularlo. Un poco antes de precalentar el día de la carrera también pueden ayudar a que sus piernas se ajusten a un ritmo más rápido: Eviten la exageración de velocidad en los primeros kilómetros de carrera, prestar atención a su milla una vez y asegúrese de hacer copias de la cabeza cuando se pulse ese primer marcador de la milla.

¿Ahora qué pasa si desaceleramos a mitad de la carrera?

Si de repente empiezas bajar el ritmo a mitad de la carrera, puede ser fácil desanimarse. Te das cuenta que sólo de que estás a medio camino, la energía se siente drenada y pueden sentir que los ha golpeado el temido “muro”.

Disminuir la velocidad a mitad de carrera suele ser en gran parte un factor mental, por lo que pueden evitar este colapso físico asegurándose de tener los combustible adecuados antes de la carrera (sí, lo Hidratos de Carbono). Si la carrera los abruma y empiezan a entrar en pánico, traten de mantener la motivación por pensar en lo lejos que han llegado y saber que no eres el único al que le duele.

¿Cómo lograrlo? Reevaluar su cuerpo realmente necesita frenar el ritmo y ajustar sus metas. Mentalmente pueden romper el resto de la carrera en metas más pequeñas y tratar de llegar a cada marcador de kilómetro. Cada pocos kilómetros, re-evaluar el cuerpo para ver si se puede levantar el ritmo o tienen la necesidad de permanecer en una postura más conservadora hasta terminar.

[Total:2    Promedio:2/5]

Deja tu Respuesta