5 tips para mantenerse motivados y no dejar de correr durante el invierno

0

Ya hemos dado algunos consejos para correr en el duro frio del invierno, que según la zona donde nos lean está cada vez más cerca. Como saben, en la mañana es muy difícil salir de abajo de las mantas calientes, incluso es difícil mantenerse motivado acerca de la mejora y el progreso con un extra de 5 kilos de ropa que en definitiva va afectar el rendimiento, y ni que hablar si vivimos en una zona cubierta de nieve, de humedad u otras duras condiciones.

En este artículo, voy resaltar cinco consejos y estrategias que pueden utilizar para salir de la cama, mantener la motivación, y tener un mejor entrenamiento durante esos fríos días de invierno. Si desean sumar kilómetros durante el invierno para llegar mejor a la primavera prueben estos cinco trucos:

Establezcan sus objetivos y colóquenlos en un lugar visible para mantener la motivación

Hay corredores que se mantienen muy motivados por los objetivos de sus resultados. Se suelen poner objetivos muy específicos y metas a largo plazo sin olvidarse de las ambiciones, cuando las cosas se ponen difíciles incluso puede mantener la motivación durante las condiciones más difíciles.

Por lo tanto, una de las mejores estrategias para mantenerse motivado es poner un recordatorio de los objetivos cerca de las áreas/situaciones que presentan las mayores barreras para su entrenamiento.

correr en invierno tips

Para muchas personas, levantarse de la cama en la mañana y estar emocionados acerca de salir a correr en el frio es una carrera perdida. Una buena solución es colocar una ficha con sus objetivos escritos en letras grandes y brillantes en el reloj de alarma. Si eso no consigue mantenerlos motivados para salir de debajo de las mantas, se necesita un nuevo objetivo.

Si salen a correr después del trabajo, ustedes pueden poner su objetivo en el auto camino a casa. Cuando empiezan a convencerse de no conducir al gimnasio o llegar a la excusa de entrar por la puerta, se puede mantener en foco de lo que esperan lograr.

Tener un calentador en el dormitorio para cuando se despiertan

El truco es comprar un pequeño calentador de cerámica con un mando a distancia. Mantengan el mando cerca de la cama o la alarma del reloj y cuando se activa la alarma por la mañana, utilicen el control remoto para activar el calentador a tope.

Obviamente es más fácil vestirse en una sala cuando esta es agradable y cálida lo que ayudará a olvidarse que va a ser frío durante los primeros pasos.

Anótense en carreras locales pequeñas para mantenerse enfocado

Tal vez la parte más difícil de entrenar bien durante el invierno es que los grandes objetivos suelen reaparecer a partir de primavera. Puede ser fácil de engañarse a uno mismo pensando que un par de días perdidos hoy no tendrán ningún efecto en el verano.

Por desgracia, los primeros meses de invierno sirven para construir una base importante del entrenamiento para correr bien en primavera.

Para mantenerse en foco, traten de suscribirse a algunas carreras locales como medio de entrenamiento motivacional. Muchas ciudades tienen pequeñas carreras de 5k y 10K durante el invierno que no son famosas o que no tienen una gran cantidad de participantes.

La “amenaza” en la competencia ayuda a mantener la motivación, pero es mejor que tener que correr solo durante la semana de entrenamiento.

Correr con amigos para mantenerse responsable

Usted probablemente ha escuchado esto antes, pero es una de las maneras más fáciles de mantener el rumbo en invierno. Correr algunos kilómetros en la nieve o con temperaturas muy bajas no es tan malo cuando tienes 3 o 4 amigos para correr a su lado y compartir el momento.

Tener el equipo adecuado

Cuando se tiene la ropa y el equipo adecuado, correr en el invierno puede ser en realidad bastante agradable. Un truco que funciona bien (especialmente para las mujeres) es comprar periódicamente nueva ropa de entrenamiento para correr en invierno. No tiene por qué ser caro o un artículo grande, pero añadiendo una nueva capa superior o de base puede ayudarles a salir por la puerta un poco más motivados.

Estos son sólo algunos consejos que pueden aplicar para que el entrenamiento del próximo invierno sea un poco más fácil y puedan así mantener la constancia. Si tienen algún otro consejo o truco que pueda ayudar a mantener el rumbo, nos encantaría escucharlo. Compártanlo en la sección de comentarios y tal vez otro corredor puede beneficiarse de su idea única.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja tu Respuesta