5 consejos para mejorar nuestra técnica de Carrera

0

Hay un montón de memes de motivación de entrenamiento dando vueltas alrededor de las redes sociales. Una de cita interesante es aquella que dice algo así como esto: “La excelencia no es un acto, sino un hábito”. Y este concepto es lo que trataremos de entablar con este artículo. ¿Cómo podemos mejorar nuestra forma de correr reforzando una serie de buenos hábitos?

Después de todo, una vez que llegamos al estado de fatiga, “el hábito” es todo lo que nos queda. Nos ponemos en este modo por defecto!

Entonces, reformulando la pregunta inicial ¿Cómo podemos mejorar lo que hacemos por defecto mediante el entrenamiento? A continuación les presentaremos una lista de 5 áreas donde trabajar, para desarrollar una correcta técnica de carrera.

1. Sientan cada paso

No se preocupen. No estamos hablando de correr con la nueva tendencia “Barefoot” o correr descalzos! Incluso con zapatillas deportivas convencionales, podemos percibir lo que el cuerpo recibe en cada contacto con el suelo. La sensación de choque que experimentamos con cada paso, desde la planta de los pies, hacia arriba a través de las rodillas, las caderas y la espalda, les dirá mucho acerca de cómo están corriendo. Sólo tienen que aprender a notar las sutiles diferencias como los cambios en la forma de correr.

sentir la pisada

Piensen en esto, probablemente han notado cómo al principio de un fondo largo sus zancadas parecen más livianas y sensibles; al menos en comparación con el final cuando los pasos se vuelven más lentos por culpa de la fatiga acumulada haciendo que a su vez las piernas se sientan más pesadas.

La meta es llegar a ser más consciente de la sensación que los pies nos transmiten al golpear el suelo. Debemos trabajar en permanecer más tiempo con esa sensación de ligereza y velocidad, incluso cuando fatigado, y esto se logra solo con mucho entrenamiento. De nada sirve sobreesforzarnos al correr más de lo que podemos, si hacemos de esto un habito, nuestro cuerpo va a memorizar esa forma poco eficiente de correr.

2. Utilicen la parte superior del cuerpo al correr

Es un gran error pensar que los corredores de distancia deben minimizar el uso de los brazos para conservar energía. De hecho, correr con los brazos de forma pasiva a un lado de nuestro cuerpo (cosa que muchos corredores hacen) tiene un impacto negativo en nuestra forma de correr. Debemos utilizar los brazos cuando corremos.

mover los brazos al correr

Una vez más, a medida que nos vayamos fatigando esto se convierte en importante. Si usted ha desarrollado la acción correcta del brazo, puede centrarse en mantener la parte superior del cuerpo marcando más de una manera relajada, que mantendrá las piernas marcando más y reducir la caída en el funcionamiento de cadencia que por lo general viene con la fatiga.

3. Piensen en la postura

Suele ser bueno inclinarnos muy poco hacia delante para hacer uso de la gravedad y desarrollar algo de impulso y velocidad gratis. Pero a regla general debemos erguir el cuerpo desde los tobillos a la cabeza, manteniendo una línea recta de arriba hacia abajo, cuando se ve de costado. Luego den un ligero paso hacia delante desde el suelo hacia arriba pero sin romper esta línea recta. Sentirás como la gravedad los lleva ligeramente hacia delante.

postura para correr

Se darán cuanta cuando un corredor hace esto mal. Van a estar inclinados hacia delante desde la cintura, mirando al frente como si estuvieran sacando la cola hacia atrás! Mantengan esta postura en su mente cuando corres, y no permitan que se pierda cuando comienzan a cansarse.

4. Buscar y mantener el ritmo

Como se mencionó anteriormente, la cadencia de carrera (o frecuencia de zancada) es clave para lograr y mantener una buena forma de correr. Pasos cortos y avances rápidos a un ritmo determinado, reducen el impacto y las fuerzas de frenado en comparación con los avances más lentos, al mismo ritmo de carrera. Todo esto es gracias a la forma en que estos pasos rápidos aterrizan los pies, cuanto más cerca este respecto al centro de masa del corredor mejor.

Para muchos corredores, un pequeño aumento en la cadencia “natural” reducirá la carga de impacto y mejorar la forma de correr.

5. Permanezcan relajados y respirando

Es más fácil decirlo que hacerlo. Pero muchas personas corren con mucha tension en sus hombros y espalda superior. Todo esto enlaza con el punto anterior sobre el uso de los brazos. Incluso al parecer quienes más tensan estas zonas, también son quienes llevan sus brazos pegados a los lados sin usarlos.

Traten de sentir un balanceo relajado de los brazos, con los hombros hacia atrás y hacia abajo en lugar de llevarlos a la altura de las orejas!

Con respecto a la respiración hay consejos contradictorios. Se suele recomendar respirar por la nariz y la boca en forma combinada, para maximizar el flujo de aire. Yo, particularmente, uso el ritmo de mis pasos y llevo la respiración a este ritmo. Para un ritmo de carrera constante, hasta un ritmo de intervalos recomiendo un 2:2 sobre el patrón respiratorio. 2 inspiraciones y 2 exhalaciones de acuerdo a como nuestros pies tocan el suelo.

[Total:2    Promedio:4/5]

Deja tu Respuesta